Seleccionar página

La primavera es una época de gran movimiento de energía desde el punto de vista biológico: así vemos cómo se produce una auténtica eclosión en la naturaleza de lo que en invierno y otoño se ha ido nutriendo y gestando.

En el hombre es igual: el otoño e invierno son las épocas de nutrir para que todo fluya en primavera.

Es una época en que vemos reactivaciones de ciertas patologías como úlceras, cuadros depresivos o las alergias. La energía vuelve a la tierra al final de cada estación, por eso se debe también tonificar el estómago-bazo al final del invierno para recibir bien la primavera.

En nuestro medio en que el estrés afecta al hígado es el momento de prestarle más atención y de tratarlo, ¿necesitas algunos consejos?

1. La importancia de la nutrición
Venir de una buena nutrición con minerales que se aportan en otoño invierno para suplementar con antioxidantes en la primavera: algunos son el resveratrol (presente en la uva, la granada o las nueces), el licopeno (presente en el tomate, la sandía, el pomelo, la papaya o el pimiento) y muchos otros como el germen de trigo rico en vitamina E o los buenos aceites vegetales como el de oliva virgen.

2. Haz un poco de ejercicio
Como es la época de las contracturas y rigideces de músculos y tendones, es conveniente evitarlas con ejercicio físico que facilite los estiramientos como yoga o Pilates.

3. Intenta prevenir las alergias
Para prevenir las alergias se recomienda hacer un tratamiento preventivo unos meses antes cuidando bien nuestro aparato digestivo. La salud intestinal es muy importante para la salud general y el sistema inmunitario.

Si nuestra permeabilidad intestinal está aumentada, la probabilidad de alergias, cuadros inflamatorios o alteraciones de nuestro sistema defensivo es mayor. Y además el órgano que con frecuencia lo refleja es nuestra piel. Con un aporte adecuado de bacilos intestinales y un buen funcionamiento intestinal evitaremos que algunas sustancias que funcionan como toxinas o alergenos pasen al torrente sanguíneo desde nuestra mucosa digestiva y produzcan todo esos trastornos.

Además el rooibos es una planta disponible para infusión muy adecuada para ayudar a prevenir las alergias.