Seleccionar página

¿Se pueden hacer empastes durante el embarazo?
A diferencia de lo que erróneamente se piensa, tanto la anestesia local como los empastes son seguros durante el embarazo. De hecho, el uso de empastes de amalgama de plata están prohibidos en embarazadas desde 2018.

Los empastes en el embarazo
¿Sabías que, durante el embarazo, practicar una buena -y adecuada- higiene dental es aún más importante? Esto es debido a que, durante la gestación, las hormonas que circulan por el cuerpo de la futura mamá hacen que las encías se hinchen ligeramente, ocasionando sangrados, en especial cuando se utiliza hilo dental o te cepillas los dientes. Además, es muy común la aparición de una mayor sensibilidad dental, lo que causa que cualquier alimento o bebida (sobre todo si se trata de una comida fría o caliente) origine una sensación muy molesta de dolor y sensibilidad.

Pero esto no lo es todo. Esas mismas alteraciones hormonales, unido a distintas condiciones y trastornos como los vómitos, hacen que la futura mamá tenga un riesgo mayor de sufrir caries o periodontitis, que consiste en una enfermedad de las encías que cursa con gingivitis y afecta a los tejidos situados alrededor del diente. Por ello, en caso de dolor dental -y caries-, es común que la embarazada se pregunte: ¿es posible realizarse empastes en el embarazo? Y, sobre todo, ¿es seguro para el bebé?. Te explicamos todo lo que necesitas saber en este artículo.

¿Por qué las caries y la periodontitis son más comunes en el embarazo?
Como te explicábamos brevemente en las líneas anteriores, como consecuencia de los distintos cambios y alteraciones hormonales que se experimentan a lo largo del embarazo, es muy común que la embarazada tenga un riesgo mayor a sufrir determinados problemas y enfermedades dentales.

Por ejemplo, la gingivitis del embarazo es una de las más habituales. Consiste en la inflamación de las encías, lo que puede ocasionar hinchazón y dolor, y un leve sangrado cuando utilizas el cepillo dental o utilizas el hilo o seda dental.

También es común que aumente el riesgo de caries, ya sea por la aparición de las náuseas matutinas y vómitos (si los sufres), lo que causa que tu boca esté más expuesta a una mayor cantidad de ácidos, o bien si estás comiendo una cantidad más elevada de carbohidratos.

Por todo ello, es aconsejable acudir al dentista al menos una vez durante el embarazo, para realizarse una revisión dental y una limpieza. Teniendo en cuenta que los rayos X no son aconsejables, debes indicar a tu odontólogo que estás embarazada si acudes a las consultas en las primeras semanas de gestación.

Caries y embarazo
¿Se pueden realizar empastes durante la gestación? ¿Son seguros?
Aunque no lo creas, en realidad algunos tratamientos dentales son perfectamente seguros durante el embarazo, y ayudan a evitar precisamente problemas mayores. De hecho, muchos odontólogos opinan que es mejor tratar el problema rápidamente, que dejarlo pasar hasta que finalice el embarazo, porque pueden derivar en enfermedades y trastornos más graves.

En el caso de que sufras una caries, la administración de anestesia local inyectada es bastante segura, salvo en casos muy únicos en los que pueden surgir complicaciones. En este sentido, es posible que tu odontólogo te administre una anestesia local más suave si te encuentr