Seleccionar página

Limonada
En un litro de agua añade el jugo de 2 limones, puedes añadir edulcorante natural para endulzar sin sumar calorías. Puedes añadir hielo o meterlo a la nevera para que esté bien fresco. La limonada alcalina (con bicarbonato sódico, azúcar y sal) aporta muchos líquidos y minerales al organismo evitando la deshidratación, además de tratar las diarreas de verano.
Té verde
El té verde destaca por su poder antioxidante y diurético, ideal para luchar contra la retención de líquidos y los kilitos de más. Poderoso antioxidante, rico en polifenoles, es un excelente protector ante los radicales libres, perfecto para cuidar la piel en verano. Prepara una infusión añadiendo hojas de té en agua hirviendo, deja reposar unos minutos. Añade hielos.